martes, 10 de enero de 2006

Clientes de segunda

El tema de la ley para la protección de los no fumadores sigue candente, y es que en la mayoría de los bares de menos de 100 metros cuadrados de superficie, vamos, en casi todos, se permite fumar. Ya dije antes que los dueños no tienen culpa, pero así han elegido, considerando a los no fumadores como clientes de segunda. Y sinceramente, no me da la gana.

Así que deberíamos localizar los bares donde no se pueda fumar y hacer el esfuerzo de ir a ellos, aunque nos queden algo lejos de casa. Sería la única manera de que nos tuvieran en cuenta. Un pequeño sacrificio durante un mes, hasta que realmente sí notaran tal acción los dueños de los bares de fumadores. A fin de cuentas, la población no fumadora constituye una abrumadora mayoría.

En Sevilla la mayoría de bares son para fumadores. Pero hay uno que no:

Bodegón Sancho

Situado en la calle Albareda [zona Plaza Nueva], su propietario, Jaime Sánchez Chao, ha decidido que en su establecimiento no se fume, convirtiéndose así en un rara avis dentro de la hostelería sevillana. Su apuesta es valiente y puede salir ganando, dada la poca oferta que habrá de bares pequeños para no fumadores.

Así que ya sabemos.

2 comentarios:

El Perdiu dijo...

Totalmente de acuerdo contigo. Hay que apoyar a estos bares. Supongo que lo mejor hubiera sido prohibir directamente fumar en los de menos de cien metros. No sé porqué me tengo que tragar los humos en el desayuno de ningún cliente...

Potters dijo...

En los bares de Starbucks tampoco se puede fumar, ya antes de la nueva Ley. Sé que a los españoles no les gusta tomar un cafe en un Starbucks, porque es (1) Americano, (2)non-Español, (3) caro,(4) un cafe con leche se llama un latté y (5) hay que pagar antes de tomarlo. Pero si no te gusta el humo, es un lugar bueno y relejado para tomar tu cafe. Hay uno en la Avd. de la Constitución, uno en Nervion Plaza y tambien (creo) en la Republica Argentina. Di "hola" de mi parte a mis ex-compañeros!