sábado, 31 de diciembre de 2005

Las navidades para los pescadores gallegos


La pesca es dura. Un grupo de pescadores gallegos deberá cambiar de año bastante lejos de su Galiza natal, pero no les queda otra opción si quieren alimentar a sus familias. El hundimiento por parte del anterior gobierno estatal de un petrolero frente a las costas gallegas ha traído como consecuencia la desaparición de muchas especies marinas autóctonas. Del mismo modo, las capturas han disminuido considerablemente.

El Golfo Pérsico es rico en pesca. Los recursos son abundantes y las aguas son cálidas y tranquilas, aunque lejanas al Estado. La cocina internacional ha sabido apreciar la calidad del camarón pérsico y de la perca persa, de ahí el nombre del golfo, así como de otros manjares acuáticos de aquella zona. Es por eso que este grupo de pescadores, a bordo del navío Álvaro de Bazán, decidió hace meses salir a la aventura y navegar en dichas aguas en busca de estas especies, delicias de las mejores cocinas internacionales. Allí han tomado contacto con una embarcación algo mayor, el Theodore Roosevelt, poblado por nortemericanos disidentes que se han visto igualmente forzados a abandonar sus hogares por presiones gubernamentales. La única relación reseñable entre ambos barcos de pesca artesanal ha sido un intercambio de sal y de ketchup para unos huevos fritos.

Desde aquí deseamos a estos aventureros un feliz año nuevo y mucha suerte con las capturas.

NOTA: Noticia verificada y revisada por el CAC, que ha dado su autorización para la publicación en los medios estatales según los estatutos vigentes.

3 comentarios:

guardafaro dijo...

Por algo siempre se ha dicho que existen tres clases de hombres: los vivos, los muertos y los marinos.

simpatizante dijo...

Por cierto, feliz año nuevo

PD...¿ande está la Milá?¿la Milà ande está)...echo de menos su chapucero y torticero día de las campanadas de Muxia

La mala suerte es que la campanada la dieron los votantes de esos pueblos dando las alcaldías al PP

Por lo que se refiere al barquito que acompaña al Roosevelt...ya se sabe...¡doctrina!

El Perdiu dijo...

Yo creo que es que como la fragata es nueva, se desvió de su rumbo porque se conoce que no saben bien cómo funciona el gps... y sin darse cuenta han llegado al golfo, eso sí, en misión de paz y sólo para echar un tute con los de una fragata americana. Resuena aún en mis oidos. No merecemos un gobierno que mienta.