lunes, 12 de diciembre de 2005

En todos los sitios. Todos iguales.


Ayer hubo elecciones en Chile. Dado que no sigo de cerca la actualidad de ese país, no voy a opinar sobre el tema. Pero me ha llamado la atención una frase de la candidata socialista (o como se llame allí) a la presidencia, la más votada en esta ocasión pero que deberá medirse al candidato de la derecha, esta vez a sólo uno, en una segunda vuelta.

Doña Michelle Bachelet ha dicho que "Ni todo el dinero del candidato de la derecha romperá la voluntad popular el 15 de Enero"

Es decir, sólo la izquierda tiene legitimidad para gobernar. Cuando gana la derecha no es debido a que los electores, por supuesto equivocados, han preferido darle su apoyo. Es la derecha, con su dinero o con otras sucias artimañas, la que tuerce esa voluntad de la mayoría.

Impresionante. Y menos mal que Chile es de lo mejorcito que uno se encuentra en Hispanoamérica.

2 comentarios:

Carlos López dijo...

Tiene más frases la señora. También dice que no hay tiempo que perder, que está dispuesta desde ya "a arreglar las cosas". Como si su partido no llevara ya tres años, gobernando las cosas.

Isidro Beccar Varela dijo...

Y como si en la izquierda fueran todos unos desposidos, pobres de solemnidad!
En USA, por ejemplo, el partido Democrata gasto mucho mas que el partido Republicano y todavia perdieron.