jueves, 15 de junio de 2006

Dedicación


Hoy dedico estas fotos a la panda de ineptos, indocumentados y mediocres gobernantes que los españoles decidimos elegir tras una de las mayores masacres de toda la historia y una suma posterior manipulación. Es difícil alcanzar un nivel mayor de miseria intelectual. Cuando uno está fuera y luego al volver ve que tiene que lidiar con esta panda... dan ganas de volverse a embarcar.

1 comentario:

Marta dijo...

Sólo eso me salva: el saber que yo no los elegí, porque entonces no podía votar, aunque tampoco lo hubiera hecho en caso de poder. Sólo eso. De todas formas, volver nunca es bueno para la salud. Y menos aún, volver a España. Al fin y al cabo, Alemania era un buen destino para autoexiliarse. ¡Ay! Lástima...
Saludos,
M.