sábado, 22 de abril de 2006

Cosas de Sevilla


Hoy dedicaremos este artículo a las cosillas que pasan en mi ciudad, sobre todo para aquellos que no viven aquí.

La noticia estrella de la semana es que han robado la cubierta de 105 toneladas del estadio de la Cartuja usada en la Copa Davis, que pretendía ser reutilizada en pabellones deportivos de la ciudad. Pero lo gracioso es que tanto Junta de Andalucía, Diputación provincial y Ayuntamiento se pelearon tras la Copa Davis para hacerse cargo de la cubierta. Y eso que todos eran del mismo partido político.

Frases épicas de la noticia:

Los técnicos municipales no «verificaron» el robo hasta ayer, después de que fuera denunciado por el PP.

El concejal de Juventud y Deporte insistió en que el material el robo no ha consistido en una operación «minuciosa o artesanal», sino en una intervención «muy rápida, en la que un material bien dispuesto se ha podido trasladar con gran velocidad». [recuerdo que son 105 toneladas]

En la denuncia presentada por el Ayuntamiento ante la Policía se admite que el recinto no contaba con vigilancia «ni presencial ni de cámaras», por lo que los ladrones pudieron actuar con total libertad.

Alrededor de un mes se tardó en desmontar la gran malla plana de 119 por 46 metros y con una superficie total de 6.100 metros cuadrados

Para su montaje fueron necesarias tres grandes grúas de 300 toneladas de peso y otras dos más pequeñas, de unas 40 toneladas.


Pero pasan aún más cosas en esta ciudad:

  • Nuestro alcalde culpa de los problemas de tráfico a la gente de los pueblos.
  • Se abre parcialmente al tráfico la Avenida República Argentina tras las obras del supuesto metro. La calle aún está en obras y sin acabar pero nuestro Ayuntamiento ya se ha apresurado a poner la zona azul para que cueste dinero aparcar.
Y para terminar una frase del artículo de Antonio Burgos: Poyaque va haber tranvía de la Pasarela a la Plaza Nueva, peatonalicemos la Avenida, que es lo que siempre quiso Soledad Becerril, pero no se atrevió, porque ¡la que le habríamos liado los del PSOE al PP si llega a organizar un follón de circulación como el nuestro!

Y es que recuerdo cómo los socialistos, poco antes de llegar al poder municipal tras perder las elecciones municipales de 1999 (sí, lo he escrito bien, tras perderlas) protestaban por los problemas de tráfico de aquellos entonces (para ahora ya los querría yo) y porque la gente humilde sólo podía permitirse comprarse una vivienda más allá de la Ronda del Tamarguillo. Ahora ya ni eso. La única forma de vivir en Sevilla capital tanto para la gente humilde como para la que no lo es es rezar para que salga tu número de un bombo. Aunque no es que yo vea bien este sistema, la verdad. Aquellos tiempos...

1 comentario:

El Perdiu dijo...

Cómo os lo pasáis. Estuve casi un año yendo por trabajo a tu ciudad y no sabía yo que fuera tan divertida...