martes, 21 de marzo de 2006

¿Qué pasa en Cataluña?


Todo lo que se conoce de la situación catalana me supera. Ciertamente. No sé si será solo cosa mía, pero es así.

Desde la formación del gobierno, con ERC mareando la perdiz, situación que viví allí mismo. El viajecito a Perpiñán. El sí pero no de Maragall para destituir a su consejero jefe. El tema de las crisis de gobierno que nunca se hicieron, con hermanos de por medio, las cosas del Estatuto, el "PP" de allí y sus actuaciones, y ahora, más Estatuto: que si sale, que si no sale, que si me enfado, que si Zapatero se reúne con Mas y sale algo que no sabemos lo que es, que si Zapatero dijo que aprobaría el Estatuto del Parlamento catalán o que si no lo dijo, que a la Esquerra le da un ataque de cuernos (CiU dixit), que si el Estatuto se negocia a espaldas del Presidente del Gobierno regional, que si Maragall deja de pintar, que si ERC sigue en el gobierno, que si ZP decide dar el gobierno de la Generalidad a Mas, que si el tripartito sigue como si nada, que si Maragall es el único que puede convocar elecciones, que si las convoca si él es el candidato, que si Manuela de Progenitor B escribe en el Periódico, que si los aeropuertos y los peajes, que si consejeros de ERC critican a ZP, que si rectifican, que si no ha sido así, que si Bono dice nosequé y nadie le recrimina nada, que si sí, que si no, me pierdo, la verdad...

Todo me suena a puro teatro, y es que resulta complicado ver las diferencias entre unos y otros. El cuatripartito y medio parece la representación más clara hasta ahora del pensamiento uniformador, todos piensan lo mismo, todos son colegas, pero hay que escenificar algo, digo yo.

Me sigo perdiendo... y lo que me queda.

4 comentarios:

Astérix dijo...

La política catalana siempre ha sido un poco circense, pero admito que en los últimos años esto ha adquirido niveles nunca vistos.

No sé, probablemente sea cierto el hecho de que, dado que el Parlament y la Generalitat son poderes un poco "de broma" se tiende más a la floritura, al juego táctico y, en suma, a la frivolidad. En cambio, a nivel español, donde está el poder "real", se tiene muy claro que con las cosas del comer no se juega y se tiende mucho más a la seriedad. Esto tiene su lado negativo, claro, yaz que el nivel de bronca y de mal rollo es manifiestamente superior.

Yo sólo espero que esto del Estatut acaba de una p... vez: estoy más que harto. Estoy decidido a votar que "sí" sea lo que sea que me propongan, tanto si es la independencia como la supresión de las autonomías, con tal de que dejen de dar el coñazo...

Saludos

Astérix dijo...

PD: muy monos los patitos... Mi hija tiene unos iguales :D.

Señor Pato dijo...

Por alusiones, he de manifestar y manifiesto que yo no hablo catalán ni siquiera en la intimidad.

Anónimo dijo...

Al parecer los únicos que lo pasaron mal con franco son ellos.
Y ahora es tiempo de venganza.
Pues yo lo estoy pasando mal con ellos.
Yo tengo que estár en Barcelona pero mi novia no puede puesto que no sabe catalan y no tiene edad para estar perdiendo el tiempo...Bastante dificil está la situación laboral en todos sitios.
Boicotearé el uso del catalan desde dentro de cataluña